Richard Stallman: “El software libre es un asunto ético del uso de la tecnología”

Image preview

Image preview

Richard Stallman.

Image preview

Richard Stallman durante la conferencia que dictó en Beauchef.


Compartir

 

Ante gran audiencia, el Fundador del Movimiento por el Software Libre dictó una conferencia en Beauchef, en la que explicó y promovió el uso de este tipo de programas.

 

“El software libre es el que respeta la libertad y la comunidad de usuarios. Es un asunto ético, no de comodidades prácticas”. Con esta definición, Richard Stallman, fundador del Movimiento por Software Libre, inició la conferencia que dictó en el auditorio Gorbea de la FCFM, el pasado viernes 22 de agosto, donde presentó ante una concurrida audiencia, sus ideas sobre este movimiento que cada día gana más adeptos. El evento fue organizado por el Centro de Alumnos del DCC (CaDCC) y la Fundación GNU Chile.

 

Richard Stallman inició el Movimiento del Software Libre en 1983. Es creador del proyecto GNU y presidente de la Free Software Foundation. Acuñó el concepto de copyleft y la licencia GNU GPL.

 

Al inicio de su presentación, enfatizó que el Software Libre “no se trata de los precios, que son algo pequeño comparado con lo importante de la libertad o la comunidad. Es un asunto ético del uso de la tecnología. Si un programa no es libre lo llamamos privativo, porque quita a sus usuarios su libertad y genera un sistema de poder injusto; poder de los dueños del software sobre sus usuarios, es un sistema de colonización digital. Sus víctimas no conocen el código fuente del software y generalmente contienen funcionalidades malévolas”.

 

A juicio de Stallman, un programa computacional para ser considerado software libre debe permitir a sus usuarios manejar cuatro libertades esenciales: “La libertad cero de ejecutar el programa para cualquier fin. La libertad uno, de estudiar el código fuente del programa y cambiarlo. Con estas dos libertades cada usuario tiene separadamente el control del programa y esto no basta. Falta que sean libres de colaborar ejerciendo el control colectivo del programa, lo que requiere otras dos libertades esenciales. La libertad dos, de hacer copias exactas de los programas y regalarlas o venderlas a los demás cuando quieran. Y la libertad tres, que es hacer copias de tus versiones cambiadas y regalarlas o venderlas a los demás cuando quieran”.

 

En este contexto, define que el programa libre suele hacer lo que los usuarios quieren y esto es justo, a diferencia del software privativo donde el dueño suele estar consciente de cuánto poder ejerce sobre los usuarios y siente siempre la tentación de aprovecharse de éste para controlarlos e introducir funcionalidades malévolas para atacarlos. “Por ejemplo –señaló- hay funcionalidades para espiar y restringirlos. También están los grilletes digitales o DMR (Digital Retriction Management) y puertas traseras que frecuentemente se usan para hacer cosas sin pedirle permiso”.

 

En su presentación, Richard Stallman enfatizó que el software sea libre, “es la única defensa contra el malware. No es perfecta. No es imposible que haya algo malévolo en un programa libre, pero tener la defensa es mucho mejor que no tenerla como los usuarios del software privativo” e invitó a los asistentes a participar activamente en la difusión de “estas ideas de libertad”.

 

--

Comunicaciones DCC