Claudio Ruiz: “Nuestra misión tiene que ver con fomentar el respeto y la promoción de los derechos fundamentales en el entorno digital”

Image preview

Claudio Ruiz, director de la ONG Derechos Digitales

Image preview


Compartir

 

El director de la ONG Derechos Digitales ofreció una charla en el DCC,  en la que expuso sobre el trabajo que realizan en torno a la defensa, promoción y desarrollo de los derechos fundamentales en el entorno digital.

 

Dar a conocer las líneas de trabajo, los logros y desafíos pendientes en materia de los derechos de las personas en el entorno digital, fueron algunos de los tópicos abordados por Claudio Ruiz, Director de la ONG Derechos Digitales, durante la charla que dictó en el auditorio del DCC el pasado 2 de mayo.

 

Tal como él mismo explicó, Derechos Digitales, es una organización fundada en 2004 en la Facultad de Derecho de la U. de Chile,  “no gubernamental, independiente, sin fines de lucro y orientada al interés público. Nuestra misión tiene que ver con fomentar el respeto y la promoción de los derechos fundamentales en el entorno digital”.

 

Según explicó Ruiz, trabajan cuatro grandes temas, todos conectados entre sí: datos personales y privacidad; derechos del consumidor en línea; libertad de expresión en el entorno en línea, y  derechos de autor. Sobre éste último, afirmó que es “probablemente una de las últimas barreras normativas relacionadas con el ejercicio de las libertades fundamentales y  la tendencia más clara sobre esto es que cada vez que hacemos modificaciones a leyes de derechos de autor, son modificaciones pensadas en aumentar los estándares de protección. Y nos hemos concentrado en este tema en los últimos años precisamente por eso, porque creemos que es uno de los test normativos más importantes para efectos de poder ilustrar si una regulación de derechos fundamentales en el entorno en línea es o no equilibrada”.

 

En este sentido, destacó que uno de los proyectos más importantes realizados por la ONG que dirige ha sido el de Creative Commons, “un sistema de licencias, muy fácil de utilizar, en la cual el autor marca ciertas obras intelectuales con ciertas libertades. Básicamente tuerce la nariz a la máxima de todos los derechos reservados por algunos derechos reservados. Surgió en Stanford y se ha transformado en una suerte de estándar de licenciamiento abierto, y lo que nosotros hicimos fue traer esta idea a Chile y adaptarla para que sea jurídicamente aplicable”.

 

Agregó que para llevar a cabo las diversas iniciativas que lideran, realizan campañas de interés público, seguimiento de la agenda legislativa, talleres, seminarios, asesorías, capacitación a la sociedad civil e investigación.

 

Y es que según explicó, “el objetivo fundamental de armar una ONG tiene que ver con posicionar cierto tipo de información en la opinión pública. Nosotros entendíamos que de acuerdo con los análisis normativos que podíamos hacer habían muchos problemas, por ejemplo, en la norma de derecho de autor de la época, pero resulta complicado tratar de levantar estos temas en la opinión pública y por tanto lo que intentamos hacer todo el tiempo es posicionar cierto tipo de información que creemos es clave e importante, en otro tipo de ambiente”, afirmó Ruiz.

 

En esta línea, señaló que el trabajo que realizan apunta a tratar de influir en las políticas públicas relacionadas con la regulación de tecnología. “El objetivo de las cosas que hacemos tiene que ver con el Congreso o con el Gobierno, es decir con aquellos grupos que tienen la posibilidad de cambiar esas cosas que estimamos están mal desde el punto de vista de los derechos fundamentales”.

 

Destacó el desarrollo de campañas relacionadas, por ejemplo, con la modificación a la Ley de Propiedad Intelectual siendo la primera gran reforma a ésta en 2007, lo que según Ruiz “tendió a equilibrar el sistema que hasta antes era tremendamente desigual”. Uno de los proyectos visibles de esto fue el sitio web “Trato justo para todos”, que tenía por objeto entregar información “e ilustrar cómo nos imaginábamos un mejor derecho del autor”.

 

Para Claudio Ruiz lo importante es que la masificación de las nuevas tecnologías también ha democratizado la creatividad, ya que “nos permiten a todos crear y ser considerados autores por la ley. Lo importante entonces fue transformar esa discusión en una agenda propositiva legislativa”,  explicó el abogado y concluyó señalado que “todo este trabajo se realizó con la estrategia de lograr cambios en las leyes de los derechos del autor, y de establecer cambios políticos y legislativos que permitan, por ejemplo, mejorar la institucionalidad respecto a las políticas de tecnología en Chile, y tener una ley más equilibrada, más justa y que proteja mejor los derechos fundamentales”.

 

 

--

Comunicaciones DCC