José Miguel Piquer, nuevo Director de Servicios de Tecnologías de Información y Comunicaciones (STI): “Queremos convertir a la Universidad de Chile en la Universidad del futuro”.

Image preview

José Miguel Piquer asumió el liderazgo de la Dirección del STI de la Universidad de Chile luego de trabajar 30 años en el DCC.

Image preview


Compartir

Con el objetivo de poner las tecnologías de información y comunicación (TIC) al servicio de la enseñanza, la investigación y la transferencia, es que José Miguel Piquer, académico del Departamento del Ciencias de la Computación (DCC), asumió como Director del STI de la Universidad de Chile. Desde allí, pretende construir con los diversos estamentos de nuestra casa de estudios, la Universidad de Chile del futuro.

 

Imaginemos un día en la Universidad de Chile del futuro donde la movilidad domina y la colaboración florece. Donde el material bibliográfico y de investigación están disponibles online en todas partes. Donde las videoconferencias y la tecnología digital transforman la sala de clases y los sistemas de comunicación están unidos y fluye en forma instantánea.
Donde un académico piensa en un video que puede servir para su clase, lo busca en internet y muy rápidamente lo comparte con sus alumnos a través de una plataforma online.

 

Esta casa de estudios, es la que tiene como visión José Miguel Piquer, quien luego de trabajar 30 años en el DCC como académico e investigador en el área de redes y sistemas distribuidos, asumió el liderazgo de la Dirección del STI de la Universidad de Chile, cuyo quehacer está orientado a prestar servicios especializados en tecnologías de información y comunicaciones.

 

Señala: “Esta visión me motivó bastante a asumir el cargo pues implica transformar las TICs y ponerlas al servicio de la universidad en el futuro. Este proyecto se relaciona mucho con digitalizar procesos de la universidad, crear servicios remotos o a distancia así como usar los datos de forma inteligente”.

 

Cabe destacar que el académico también asumió el liderazgo de otras dos unidades: la Dirección de Gestión Institucional y la Unidad de Análisis Institucional. La primera se ocupa de modernizar la Universidad y la segunda de proveer datos oficiales de nuestra casa de estudios al Ministerio de Educación y otras instituciones.

 

“La idea es juntar estas unidades y pensar cómo debería funcionar datos, tecnologías e infraestructura. Elementos básicos de la universidad del futuro”, explica.

 

“No sabemos cómo será la universidad en el futuro y eso es lo bonito del desafío. Tendremos que inventar y reinventarnos en este camino. Creo que las TICs son una revolución gigantesca en la vida cotidiana pero lo será aún más en las universidades”, sentencia.

 

El académico explica que aunque la universidad no ha cambiado radicalmente, los estudiantes sí. “Por lo que insistir en seguir enseñando con las mismas formas, metodologías y salas de clases no nos está llevado a ninguna parte. Tenemos que repensar cómo estamos funcionando, entendernos mejor a nosotros mismos y desarrollarnos mejor”, indica.

 

En este escenario Piquer tiene algunos proyectos en mente como eliminar los papeles por completo. Así también el nuevo director del STI, quiere revisar el sistema de licencias de software de la Universidad donde se pagan hoy enormes sumas de dinero por plataformas antiguas y obsoletas. Respecto al área de infraestructura conectividad señala que uno de sus metas es que la Universidad de Chile, en todos sus espacios, tenga el mejor internet del país.

 

Asimismo desea potenciar la interfaz con los académicos y crear un repositorio central que contenga su información. “Esos mismos datos queremos aprovechar de utilizarlos para nuestra propia gestión institucional a través de la administración, evaluación y acreditación. Me gustaría que la Universidad de Chile liderara esa línea de modo de mostrar el valor la importancia y los datos y, a la pasada, hacerle la vida más grata y fácil a los académicos que hoy deben ingresar su información múltiples veces en diversos formatos”, finaliza.