Concluyó campamento de programación competitiva en el DCC

Image preview

Image preview

Image preview

Fotografías gentileza de Mauricio Quezada y Jorge Pérez.


Compartir

 

La iniciativa se realizó con miras a elegir a los estudiantes de enseñanza media que representarán a Chile en la Olimpiada Internacional de Informática, que se realizará en julio en Taiwán.

 

Un entrenamiento de alto nivel vivieron diez alumnos de enseñanza media, los mejores de la última versión de la Olimpiada Chilena de Informática, que participaron en el campamento de programación competitiva que realizó el académico del DCC Jorge Pérez, entre el 20 y 24 de enero. El objetivo de esta actividad, fue preparar a los alumnos con miras a escoger a los cuatro  mejores que representarán a Chile en la Olimpiada Internacional (IOI) que se realizará del 13 al 20 de julio en Taiwán.

 

La Olimpiada Chilena de Informática (OCI) es una competencia de programación que busca despertar en los estudiantes de enseñanza media el interés por la Ciencia de la Computación y la Informática. Es  organizada por la Sociedad Chilena de Ciencia de la Computación, con el apoyo de distintas universidades a lo largo del país, siendo el profesor Jorge Pérez el Director Científico de este evento.

 

La última versión de esta competencia nacional se realizó en noviembre de 2013, en el marco de las Jornadas Chilenas de Computación. En esa oportunidad se entregó 1 medalla de oro, 4 de plata y 5 de bronce. Y junto con premiar a estos diez alumnos –seis de Santiago y cuatro de Concepción- se les invitó al campamento. “Estuvieron una semana en el DCC, de las nueve de la mañana a las seis de la tarde, en clases de análisis y diseño de algoritmos avanzados. El entrenamiento consistió en clases teóricas y desarrollo de ejercicios, para lo cual contaron con el apoyo de los estudiantes Nicolás Lehmann (DCC) y Luis Alberto Herrera (DIE). El viernes 24 se hizo la primera clasificatoria para seleccionar a los cuatro alumnos que representarán a Chile en la IOI”, cuenta el profesor Jorge Pérez.

 

Señala que serán tres fechas de competencia interna, de modo que los alumnos sigan practicando, se vayan perfeccionando y así finalmente se elijan a los mejores. Las clasificatorias restantes serán a mediados de marzo y abril, en fechas aún por confirmar.

 

Cada una de las clasificatorias se desarrollará de la misma manera que si fuera la competencia real: los alumnos reciben un set de problemas y deben resolver la mayor cantidad en cuatro horas. La primera fecha ganaron dos alumnos, Robinson Castro y Nicolás Mariangel, que resolvieron todos los problemas obteniendo los 400 puntos. Les siguió Nicolás Mosnaim, que obtuvo 360 puntos, y  Lucas Cabello con 190.

 

El profesor Jorge Pérez destaca que este fue un entrenamiento inicial intensivo, de nivel universitario: “Les costó bastante pero también rindieron bastante, sobre todo considerando que el nivel de exigencia fue muy alto, acorde a alumnos de cuarto año de universidad. Creo que tenemos muchas posibilidades de repetir la medalla de bronce del año pasado e idealmente ir por más”, concluyó el académico.

 

--

Comunicaciones DCC