Alumnos de la FCFM participan en campamento de programación en Argentina

Image preview

De izq. a der. Nicolás Lehmann, Sebastián Barbieri, David Contreras, Rodrigo Alonso y Mauricio Quezada.

Image preview

Sebastian Barbieri y Nicolás Lehmann.

Image preview

David Contreras, Mauricio Quezada y Rodrigo Alonso.


Compartir

 

Con el objetivo de prepararse para el Torneo de Programación de la ACM, alumnos del Taller de Programación del DCC asistieron a este campamento en la Universidad Nacional de Córdoba.

 

Un entrenamiento intensivo, que puso a prueba y fortaleció sus habilidades en programación, fue el que vivieron cinco alumnos de la FCFM que, con miras a repetir el primer lugar que el DCC obtuvo el año pasado en la final nacional del Torneo de Programación de la ACM, asistieron entre el 23 de julio y el 3 de agosto a un campamento de entrenamiento en programación organizado por la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.

 

Se trata de Nicolás Lehmann, Rodrigo Alonso, Mauricio Quezada y David Contreras, del DCC, y de Sebastián Barbieri, del Departamento de Ingeniería Matemática. Todos, estudiantes del Taller de Programación que dicta el profesor del DCC Jorge Pérez, que busca preparar a los estudiantes para la ACM International Collegiate Programming Contest (ICPC), “la competencia internacional de programación más importante en el mundo”, según la define el académico y que consiste en resolver la mayor cantidad de problemas de programación en una ventana de cinco horas, para lo cual se conforman equipos de tres alumnos, que trabajan en un único computador. “Los problemas se caracterizan por ser desafiantes desde un punto de vista técnico, implicando el uso de habilidades de resolución de problemas, programación eficiente y trabajo en equipo”, explica Jorge Pérez.

 

Anualmente se realizan campeonatos regionales en distintos países, que funcionan como clasificatorias para la final mundial. Chile comparte zona con Perú, Argentina y Bolivia, donde generalmente clasifican dos equipos para la final mundial, que en este caso, será el próximo año en San Petersburgo, Rusia. De este modo, primero habrá una final nacional el próximo 10 de noviembre en Valparaíso y que será simultánea con los otros países de la región. Para seleccionar a los alumnos del Taller que asistirán a este evento, se realiza una competencia interna entre los equipos, de iguales características que el torneo oficial.

 

Entrenamiento intensivo

 

Como parte de la preparación para este gran evento, los alumnos de mejor rendimiento durante el primer semestre del Taller de Programación fueron seleccionados para asistir al campamento en Argentina. Tres de ellos participaron el año pasado en la final nacional, incluido Mauricio Quezada que integró el equipo campeón nacional.

 

Durante las dos semanas de campamento, los alumnos se prepararon junto a estudiantes de Argentina, Perú y de grupos nacionales de las universidades de Concepción, Austral y de la Católica de la Santísima Concepción. Con una metodología de trabajo similar a la del Taller de Programación, Rodrigo Alonso, cuenta que fueron dos semanas muy intensas: “Cada mañana teníamos una clase sobre alguno de los tópicos considerados en el temario del curso y se respondían dudas sobre lo visto en clases anteriores y en las sesiones de práctica. En las tardes se realizaba una sesión de práctica relacionada con los temas vistos en la mañana”.

 

Mauricio Quezada, agrega que trabajaron intensamente en la resolución de problemas: “Son problemas de matemáticas que deben ser resueltos por un programa. Por ejemplo, hay un tubo por el que pasan cuatro cables de distinto diámetro y lo que se debía responder era: dado los grosores de los cuatro cables, cómo ordenarlos dentro del tubo para que éste sea lo menos grueso posible. Pero ese problema son varios casos de prueba, en los que el programa tiene que dar una respuesta para cada uno. Y si pasa todos los casos de prueba, entonces la respuesta es correcta; pero además, el programa se debe demorar poco. Y quien resuelve todo esto en menor tiempo va en primera posición”.

 

A juicio del estudiante, si bien el desempeño de él y sus compañeros en este campamento fue bastante bueno, señala que en comparación con los otros países fue una tarea difícil, dado que peruanos y argentinos se caracterizan por su alto nivel en el Torneo de la ACM. Sin embargo, enfatiza que lo principal para preparase para la final de este año es la práctica.

 

Por su parte, Rodrigo Alonso destaca que este entrenamiento fue una excelente experiencia “para saber en qué nivel estamos en comparación con los equipos de otros países y también para saber cómo ellos se están preparando, lo que ayuda a que como Universidad alcancemos un nivel más competitivo en la ACM. Muchos de los temas los habíamos visto como parte de la carrera, como algoritmos sobre grafos y problemas de primalidad, pero de todas formas aprendimos algunos algoritmos más específicos y repasamos lo que ya sabíamos. Además, en particular a David, Mauricio y a mí, nos sirvió para desarrollar nuestro trabajo en equipo, ya que hasta ahora nos habíamos entrenado más que nada por separado”.

 

A defender el primer lugar

 

Tras el regreso de los estudiantes, el profesor Jorge Pérez destacó “muchos avances técnicos, pero sobre todo en el aspecto motivacional. Lo que significa haber ido en un viaje financiado por el DCC implica que creemos en ellos, creemos en que es un paso importante, y ellos lo notan”.

 

Destaca que en el campamento “estuvieron con los mejores equipos del continente y pudieron medirse con equipos de las universidades más fuertes de Argentina y Perú, que son las que compiten con nosotros. Esto les dejó claro cuánto hay que avanzar y practicar para alcanzar a las universidades que llevan varios años entrenando”.

 

Respecto a las expectativas para este año, el académico afirma que “queremos defender nuestro primer lugar nacional como Universidad de Chile, pero también optar por más y pelear por alcanzar un cupo en la final en Rusia”.

 

“Estamos más seguros. Y con prepararnos de aquí a noviembre vamos a estar en mejores condiciones, pero alcanzar a Argentina es un desafío grande aunque no imposible”, complementa Mauricio Quezada.  En tanto, Rodrigo Alonso adelanta que este año la competencia regional será reñida: “Como FCFM, tenemos tres equipos muy buenos que tienen la experiencia de este Taller y que siguen preparándose en el Taller de Programación”.

 

Más información en: http://www.acm-icpc.cl/

 

--

Comunicaciones DCC