Estudiantes de quinto y sexto básico aprendieron a programar en el DCC

Image preview

Image preview


Compartir

 

64 estudiantes de enseñanza básica terminaron sus vacaciones de invierno aprendiendo a programar en el DCC en el taller “Desarrollando el Pensamiento Computacional”.

 

Por quinto año consecutivo, niñas y niños de 5to y 6to básico de distintos colegios de Chile aprendieron a programar en el Departamento de Ciencias de la Computación (DCC) usando el software Scratch, en el marco de los talleres de invierno que organiza Escuela de Verano (EdV) y que se realizaron entre el 17 y el 21 de julio.

 

Este curso estuvo a cargo de la académica del Departamento de Ciencias de la Computación  Nancy Hitschfeld y Francisco Gutiérrez, además de Boris Romero, Valentín Muñoz y alumnos de pregrado del DCC, quienes participaron como auxiliares guías para los niños.

 

Para la académica del DCC Nancy Hitschfeld, la realización de este curso ha sido muy  importante en el transcurso de los años para los niños y esto se ve reflejado en que “hoy los niños vienen con más noción de lo que es programar, ya que incluso en los colegios hay talleres extra-programáticos que enseñan computación, lo que sin duda es muy relevante”. Y destacó: “Pero el desafío que tenemos hoy como grupo no es acercarse a los niños, sino más bien llegar a los profesores”.

 

Por su parte, Francisco Gutiérrez señaló que el curso parte con una introducción. “Tenemos una planificación, pero nos estamos adaptando a lo que los niños saben. Nuestro objetivo es que los niños aprendan haciendo cosas. Son ellos los que deben crear, imaginar, dibujar y expresar, ya que de esta manera se sienten más entusiasmados, y por ende aprenden mucho más”, destacó.

 

En tanto Boris Romero, uno de los profesores a cargo señaló que la idea principal del curso es aprender haciendo. “Primero los niños tienen una hora de introducción, donde acercamos conceptos de computación, llevándolos a la vida diaria. Por ejemplo, el primer día hablamos de algoritmos y lo llevamos a cómo ellos harían una receta de cocina, cómo se lavan los dientes o cómo atraparían un pokémon. Esto con el fin de ellos vayan asociando a su día a día la Computación. En general Scratch no lo tratáramos de enseñar como un  programa, sino que les vamos mostrando ejemplos hechos, donde ellos  mismos puedan modificar o hacer”.

 

Por otro lado,Gissel Plaza profesora de matemática del Liceo Parroquial Teresita de los Andes, comuna de Rinconada de los Andes, destacó los cursos realizados por la Universidad, ya que ellos participan a través del Proyecto Orientación Vocacional del establecimiento. “Este año clasificamos a 14 niños por notas para que participen de estos cursos de invierno y creemos que son fundamentales para que los estudiantes vean que hay un futuro en el área que a ellos les gusta. Además, para ellos es una gran experiencia y estarán más motivados en el futuro”.

 

Para finalizar, Victoria Sánchez, estudiante de 5to básico del Liceo Parroquial Teresita de los Andes destacó que aprendió muchas cosas de computación. “Ahora sé cómo crear un juego en Scratch, hacer diálogos, animaciones y crear historias”. Mientras que Antonia González, también estudiante del Liceo Parroquial Teresita de los Andes, señaló que seguirá practicando lo aprendido debido a que le pareció muy entretenido aprender más cosas de Computación.

 

--

Comunicaciones DCC