Escolares aprenden a programar en App Inventor en nueva versión de taller DCC

Image preview

Durante el taller, los y las estudiantes aprendieron nociones de pensamiento computacional tanto de manera desenchufada como con la ayuda de App Inventor.

Image preview

Los escolares lograron desarrollar pequeños prototipos de aplicaciones, como videojuegos, usando funcionalidades específicas de celulares y tablets.


Compartir

La iniciativa que se realizó en forma online convocó a niños y niñas de educación básica, quienes aprendieron nociones de pensamiento computacional y a desarrollar una aplicación.

 

En la línea de los talleres para escolares que regularmente dicta el DCC, se realizó un nuevo taller de programación para niños y niñas que cursan entre 5to. y 7mo. básico, esta vez enfocado en el uso del software App Inventor. Se trató de una nueva propuesta enmarcada en el desarrollo de la memoria de título de la estudiante de Ingeniería Civil en Computación, Karina Parga, guiada por el profesor Francisco J. Gutiérrez.

 

Se inscribieron 30 escolares para participar en esta actividad, la cual se desarrolló los días sábados entre el 29 de mayo y el 19 de junio, a través de Zoom. Integraron también el equipo docente los profesores auxiliares Sebastián Toro, Bryan Ortiz y Emilio Lizama.

 

Durante el taller, los y las estudiantes aprendieron nociones de pensamiento computacional tanto de manera desenchufada, es decir sin el apoyo de un computador, como con la ayuda de App Inventor. Los y las participantes lograron desarrollar pequeños prototipos de aplicaciones, como videojuegos, usando funcionalidades específicas de celulares y tablets, como acceso a cámara, uso de sensores, reconocimiento e interacción con gestos en la pantalla táctil, entre otros.

 

Karina Parga explica que su memoria de título aborda el problema de cómo enseñar pensamiento computacional a niñas y niños. "También busca entender qué factores de las clases remotas deben ser tomadas en cuenta a la hora de diseñar este tipo de actividades. El taller es una experiencia necesaria para probar si las hipótesis que tenemos sobre el diseño de la solución a este problema son correctas", señala.

 

Para la realización de este taller, el profesor Francisco J. Gutiérrez destaca dos particularidades que debieron considerar: "Por un lado, el diseño de las actividades se tuvo que ajustar para ser dictadas de manera remota, producto de la contingencia sanitaria; y, por otro, reformulamos los objetivos de aprendizaje esperados, así como la secuencia de actividades que estructuran el taller, para alinearnos con las recomendaciones más recientes de la literatura internacional en el área. Al respecto, nuestro trabajo propone levantar evidencia empírica sobre la aplicabilidad del modelo de “Trayectorias de Aprendizaje”, en particular para las competencias de secuencialidad, condicionales y repeticiones, propuestas en 2018 por Rich, Strickland, Binkowski, Moran y Franklin, de la Universidad de Chicago".

 

El académico comenta que este trabajo se desarrolla, además, en el contexto de un proyecto de investigación FONDECYT, el cual pretende entender cómo el modelo de trayectorias de aprendizaje de Rich et al. estructura el desarrollo de habilidades de pensamiento computacional en niñas y niños. "Para ello –dice— diseñamos  un conjunto de actividades basadas en App Inventor, que es una plataforma que permite apoyar el desarrollo de aplicaciones móviles en celulares y tablets, adaptada para programadores novatos/as. En este contexto, el taller que realizamos es la puesta en práctica de todo un trabajo de diseño y conceptualización teórica que estamos preparando desde fines del año pasado. Con los aprendizajes adquiridos de esta experiencia, buscamos refinar y ajustar el diseño de las actividades propuestas, para así contar con una oferta que podamos difundir hacia la comunidad, idealmente para las vacaciones de verano 2021-2022".

 

Tras la realización del taller, Karina Parga señala que el trabajo actual se enfoca en analizar los resultados obtenidos, tanto de las actividades realizadas como de los cuestionarios aplicados a los participantes, con el fin –explica— "de ver su percepción con respecto a la computación y si ésta cambió en algo. En base a lo anterior, se mejorará la propuesta del curso e, idealmente, se hará una nueva versión para contrastar con nuevos participantes".

 

--
Comunicaciones DCC