DCC graduó nuevo Doctor en Ciencias mención Computación

Image preview

De izq. a der.: Cecilia Bastarrica, Alexandre Bergel, Oscar Nierstrasz (en videoconferencia), Oscar Callaú, Romain Robbes y Éric Tanter.

Image preview

Oscar Callaú.


Compartir

Oscar Callaú obtuvo este grado académico con una investigación que presenta un nuevo sistema de tipos para el lenguaje Smalltalk.

 

“Empirically-Driven Design and Implementation of Gradualtalk”, se titula la tesis con que Óscar Callaú obtuvo el grado de Doctor en Ciencias mención Computación. Su trabajo de investigación fue guiado por los académicos del DCC Éric Tanter y Romain Robbes, mientras que la comisión evaluadora la integraron los profesores del DCC Cecilia Bastarrica y Alexandre Bergel, y Oscar Nierstrasz de la Universidad de Berna, Suiza.

 

Oscar Callaú es Ingeniero en Sistemas y Licenciado en Informática de la Universidad Mayor de San Simón, Bolivia. Durante su trayectoria académica y de investigador ha obtenido diversos reconocimientos académicos, destacando entre ellos el Premio a la Excelencia Académica por sus estudios de pregrado, el premio al mejor artículo publicado (Best Paper Award) en la 8va. Conferencia MSR, y la Beca Microsoft Research en 2013 -premio más importante que entrega esta entidad a alumnos de doctorado-, lo que significó además que ese año el DCC lo reconociera como estudiante destacado de postgrado.

 

En su investigación presenta el diseño con el apoyo de estudio empíricos y la implementación de Gradualtalk, un sistema gradual de tipos para el lenguaje de programación Smalltalk, que soporta la mayoría de sus características particulares e idioms (patrones de programación). El desarrollo de Gradualtalk, lo realizó en colaboración con Esteban Allende, quien también recientemente se graduó del Doctorado del DCC.

 

“Los lenguajes de tipado dinámico permiten un desarrollo ágil. Sin embargo, cuando estos pequeños programas se convierten en aplicaciones grandes, depurar se vuelve una tarea tediosa, ya que los errores son solo detectables en tiempo de ejecución. Los sistemas de tipos pueden aliviar ese problema, al detectar ciertos errores tempranamente. Diseñar un sistema de tipos para un lenguaje existente es una tarea complicada. Esto se debe a que tales sistemas deben soportar patrones de programación muy particulares llamados idioms, minimizar la refactorización de código por la inserción de tipos, y proveer una integración entre las partes –por ejemplo módulos- con y sin tipos. Estos problemas son exacerbados cuando el lenguaje destino es altamente dinámico, como Smalltalk”, explica Oscar Callaú.

 

Agrega que las decisiones de diseño desarrolladas en Gradualtalk se justifican en la evidencia empírica disponible en la literatura y en propuestas formuladas por él y otros investigadores del DCC. Además, en su trabajo presenta dos estudios a larga escala y tres estudios preliminares sobre el uso de características e idioms de Smalltalk. Y, finalmente, implementó y validó Gradualtalk  mediante la inserción de tipos en varios proyectos reales de Smalltalk.

 

Se trató de un trabajo de investigación que presentó varios desafíos para el investigador, por ejemplo, la misma implementación del sistema de tipos, que –afirma Óscar- en Smalltalk no es una tarea fácil. “En una primera etapa, hice una primera versión del sistema usando una extensión de Smalltalk llamada Persephone. Pero después tuvimos que reimplementar desde cero y usar un nuevo compilador extensible llamado Opal. Actualmente ésta es la versión que está disponible”, señala. Otras complejidades fueron los experimentos empíricos, trabajar con cerca de mil proyectos de Smalltalk, analizarlos y obtener métricas. Para esto realizó dos tipos de análisis, uno estático sobre el código y otro dinámico, sobre las trazas de ejecución.

 

Tras obtener el grado de Doctor, Oscar viajó hasta Canadá, donde actualmente se encuentra trabajando en un Centro de investigación y Desarrollo de Microsoft. Sobre su experiencia de realizar el Doctorado, señala que escogió la Universidad de Chile porque “tiene su prestigio a nivel latinoamericano. Estaba decidido a cursar un postgrado en Computación en Chile y elegí la mejor Universidad. Hice una buena elección y hacer mi Doctorado en el DCC fue una experiencia de primera clase de lo que es hacer investigación seria en Computación”, afirmó el nuevo Doctor.

 

--

Comunicaciones DCC