DCC enseña a programar a niñas y niños en vacaciones de verano

Image preview

Karina Parga, estudiante de pregrado, enseñando en los Talleres de Computación “Desarrollando el Pensamiento Computacional” el software Scratch.

Image preview

Profesora Jocelyn Simmonds, junto a estudiantes que aprenden el Software AppInventor.

Image preview

niñas y niños de enseñanza básica de distintos colegios de Chile aprendieron a programar en el Departamento de Ciencias de la Computación.


Compartir

41 estudiantes de enseñanza básica aprendieron a programar en los Talleres de Computación “Desarrollando el Pensamiento Computacional”, que dicta cada año el Programa de Educación Continua del Departamento de Ciencias de la Computación (DCC).

 

Entre el 7 y el 11 de enero, niñas y niños de enseñanza básica de distintos colegios de Chile aprendieron a programar en el Departamento de Ciencias de la Computación (DCC), usando el software Scratch y AppInventor, en los talleres de Computación, que dicta el programa de Educación Continua del DCC.

 

Los talleres “Desarrollando el Pensamiento Computacional” estuvieron a cargo de los profesores del DCC Nancy Hitschfeld, Jocelyn Simmonds y Francisco Gutiérrez, además de alumnos de pre y postgrado del Departamento. “Este año estamos validando algunos cambios que realizamos en el taller de Scratch y estamos estructurando el piloto que realizamos en invierno de 2018 en el taller de AppInventor, lo que significa que ya estaríamos en proceso de empaquetar los talleres y de establecerlos”, señaló Francisco Gutiérrez, profesor del DCC.

 

Dentro de los proyectos que se realizaron este año en el taller de AppInventor, el profesor destacó que se han llevado a cabo diversos temas, desde aplicaciones educativas, juegos y simulaciones. “Creo que se ha notado que existe una complejidad mayor que las cosas que se pueden hacer en Scratch, interactuando con Tablet. Esta es la primera vez que dictamos AppInventor de manera masiva, y ahora estamos estructurando más el curso, para hacerlo más grande y seguir la ruta del taller de Scratch”. Agregó además que como proyecciones piensan realizar un tercer nivel, pero con algo más físico como robótica.

 

En tanto, Martina Águila, estudiante de quinto básico del Colegio Terranova, de Quillota señaló que el curso le gustó mucho, porque para ella la Computación es muy entretenida. “Aprendí a programar en Scratch, a mover bloques y hacer varias cosas, como diseñar videojuegos, que es lo que me gustaría hacer cuando sea grande”. Mientras que Amanda Bobenrieth, estudiante de 13 años, del Colegio Altamira comentó que realizar el curso de AppInventor fue algo que disfrutó mucho. “Me gusta mucho la programación y disfruté todas las actividades. Yo realicé en 2018 el taller de Scratch y ahora que hice el taller AppInventor veo que puedo hacer más cosas, pero ahora en touch, que es un poco más complicado, pero me gustan los nuevos desafíos”, concluyó.

Galería de Fotos

--

Comunicaciones DCC