DCC graduó nuevo Doctor en Computación

Image preview

De izquierda a derecha: Alexandre Bergel, Miguel Campusano, Johan Fabry (en la pantalla), Sebastian Wrede (en la pantalla) y Luis Mateu.

Image preview

Miguel Campusano obtuvo el grado de Doctor con una tesis que aporta al desarrollo de programas de robots.


Compartir

El investigador Miguel Campusano obtuvo este grado académico con un trabajo que aporta al desarrollo de programas de robots.

 

Con la tesis "Meaningful Feedback for Behavior-Based Robotics: Fast Understanding of Robotic Behaviors in the Real World", el investigador Miguel Campusano obtuvo el grado de Doctor en Computación de la Universidad de Chile. El trabajo fue guiado por los profesores Alexandre Bergel y Johan Fabry, y evaluado por una comisión integrada por los profesores Luis Mateu (DCC UChile), Sergio Ochoa (DCC UChile) y Sebastian Wrede (Universitat Bielefeld, Alemania).

 

Miguel es Ingeniero Civil en Computación de la Universidad de Chile. Según explicó, su trabajo de investigación doctoral se centró en el área de desarrollo de robótica basada en comportamientos. En particular, estudió las técnicas de retroalimentación significativa y de programación en vivo. "El objetivo general de la tesis fue ayudar a los desarrolladores de programas de robots a entender mejor y más rápido estos programas que crean para los mismos robots", afirmó.

 

Sobre la técnica de Retroalimentación Significativa (Meaningful Feedback), explicó que ésta se relaciona con la información que el programa/robot le envía al desarrollador sobre la  tarea que está ejecutando. En sus tesis, Miguel generó una herramienta de visualización llamada VizRob, la cual utiliza información presente en casi todos los programas y la muestra de forma tal que el desarrollador pueda entender mejor lo que está pasando en el robot. Respecto a la técnica de Programación en Vivo (Live Programming), explicó que ésta combina la técnica anterior con la posibilidad de hacer cambios en el programa del robot, que se vean reflejados inmediatamente en éste: "En otras palabras, es programar el robot mientras se mueve y para esto inventamos un lenguaje de programación nuevo llamado LRP".

 

De este modo, destacó la creación de VizRob y de LRP como los aportes más significativos de su trabajo. También resaltó el hecho de que logró medir el impacto de ambas herramientas en los desarrolladores: "Es interesante ver que los desarrolladores en robótica están conscientes de que no usan técnicas sofisticadas y entienden que son necesarias. Esto lo vimos cuando los participantes de los estudios que realizamos mostraron un positivo interés en ocupar las herramientas construidas".

 

Se trató de un trabajo de investigación que no estuvo exento de desafíos. En particular, Miguel se refirió al "poco trabajo en robótica que se desarrolla en Chile". Si bien destacó la existencia de grupos dedicados a esto, tanto en la FCFM como en otras universidades, señaló que una dificultad importante cuando comenzó el doctorado, fue "entender los desafíos de la robótica, si nunca había visto un robot. Además conseguir gente en Chile que desarrolle robots es complicado, no es un área que sea ejecutada mucho en el país. Y aunque existan lugares, como en el mismo Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Facultad o en la Universidad Santa María, el trabajo es muy enfocado y/o limitado en algunas áreas particulares". En este contexto, destacó la colaboración con el Departamento de Ingeniería Eléctrica de la FCFM y valoró la importancia de la cooperación entre departamentos, "especialmente en el desarrollo de esta área".

 

El investigador resaltó también la labor realizada con sus profesores guías, trabajo iniciado con el profesor Johan Fabry, quien luego de trasladarse a Bélgica compartió este rol con el profesor Alexandre Bergel. "Con ambos profesores el trabajo fue excelente, ambos buscaban lo mejor para que yo creciera como investigador y entendiera el mundo donde me estaba involucrando", señaló.

 

Tras obtener el grado de Doctor, Miguel Campusano viajará hasta Dinamarca para realizar un postdoctorado en el Centro de Sistemas Aéreos (UAS) de la Universidad del Sur de Dinamarca (SDU), donde continuará investigando en ingeniería de software y robótica, esta vez enfocado en drones. Sin embargo, aclara que por el momento estos planes está retrasados debido a la contingencia mundial por coronavirus: "Es muy importante que, primero, pase esta situación antes de viajar o siquiera salir de casa", afirmó.

 

¡Felicitaciones Miguel!

 

--
Comunicaciones DCC