Alumnas del DCC destacan al obtener Becas Conicyt

Image preview

El porcentaje de mujeres matriculadas en el Programa Magíster en Ciencias mención Computación alcanzó un 17% del total de los alumnos.


Compartir

Con proyectos interdisciplinarios, tres alumnas del Departamento de Ciencias de la Ciencias de la Computación (DCC) se adjudicaron la Beca de Magister de Conicyt por separado, con las cuales financiarán sus estudios e investigaciones.  

 

Catalina Álvarez, Camila Faundez y Jazmine Maldonado son los nombres de las ingenieras del DCC que se adjudicaron la Beca de Magister de Conicyt para realizar sus estudios de postgrado. Las estudiantes realizarán sus investigaciones en proyectos interdisciplinarios que decantarán en prototipos tecnológicos. 

 

“La becas de Conicyt para financiar programas de Magister son muy pocas. De aproximadamente 80 alumnos que postulan cada año se otorgan entre siete u ocho por año. Como Programa de Magister estamos muy contentos pues hemos ido aumentando el número de estudiantes becados”, señala Nancy Hitschfeld, académica del DCC y Coordinadora del Magíster en Ciencias mención Computación.   

 

Es así que durante 2013 y 2014,  dos alumnos del DCC obtuvieron una beca, uno cada año respectivamente. En el año 2015, otros dos estudiantes se adjudicaron la beca y en  2016, se sumaron tres alumnos del Programa. 

 

“Cabe destacar que en este último año fueron  tres mujeres, todas ellas   egresadas de Ingeniería Civil en Computación. Visibilizando estos reconocimientos  esperamos  mostrar que aunque difícil no es imposible obtener una beca. En el DCC tenemos excelentes alumnas y alumnos”, afirma la académica.

 

Redes, sismos y estructura

 

Mejorar la calidad de servicio de la red de Internet chilena frente a caídas masivas, provocadas por ejemplo, por terremotos o tsunamis es el proyecto de investigación de Camila Faundez con el que se adjudicó la beca de magister.

 

La idea detrás de esto surgió de los beneficios que trae una nueva tecnología: las redes definidas por software. Estas trabajan con un controlador que monitorea la red, y en base al estado de esta decide cómo y por dónde se envía la información. Esto sería útil para detectar, por ejemplo, donde falla la red y enviar la información por otras conexiones, o incluso, para dar prioridad a algunos mensajes (por ejemplo, los nacionales). El estudio que realizaré pretende definir cómo funcionaría el sistema, otros beneficios que podría traer y sus dificultades.”, señala Camila sobre su investigación.

 

Por su parte, Catalina Álvarez trabajará en un proyecto multidisciplinario donde utilizará herramientas de la ciencia de la computación para realizar cálculos que ayudarán al diseño de elementos mecánicos y construcción.

 

“En particular me dedicaré a estudiar fracturas en estructuras, es decir,  calcularé cómo se quiebran las cosas y lo simularé numéricamente. Mi trabajo será entender los resultados y traducirlos para los ingenieros mecánicos. La investigación que realizaré será aplicable por ejemplo cuando ocurran terremotos para chequear el diseño de estructura de edificios”, señala Catalina.

 

“En mecánica,  la resistencia de las estructuras depende de su forma. El problema de los edificios y las estructuras muy grandes es que no pueden probarlos hasta que fallan por lo que es necesario  emularlo numéricamente en el computador”, explica Catalina sobre la atingencia de su investigación.

 

Finalmente Jazmine Maldonado está trabajando junto con el Centro Sismológico Nacional (CSN) de la Universidad de Chile,  en un prototipo que se convertirá  en una plataforma web que utilizará los reportes en Twitter para detectar en segundos la ocurrencia de sismos y la zona en que estos fueron percibidos por las personas.

 

“El sistema recolectará tweets que mencionen las palabras "temblor" o "terremoto" y serán analizados automáticamente para identificar si están avisando un sismo”, asevera Jazmine Maldonado, investigadora del Núcleo Milenio CIWS quien trabaja en este proyecto junto a  la Profesora del Departamento de Ciencias de la Computación de la FCFM, Bárbara Poblete.

"Además buscaremos entregar a los sismologos la mayor cantidad de información posible tomada a partir de  los tweets, informacion que ellos podrán explorar utilizando la aplocacion web y utilizarla para entender cada evento sísmico", finaliza.