Académicos del DCC son premiados en Japón por su aporte a la Web del futuro

Image preview

Prof.Claudio Gutiérrez

Image preview

Prof. Jorge Pérez


Compartir

 

Los académicos del DCC e investigadores del Núcleo Milenio Centro de Investigación de la Web Semántica (CIWS), Jorge Pérez, Claudio Gutiérrez fueron reconocidos con el "SWSA Ten-Year Award" premio entregado por la Semantic Web Science Association por la vigencia de su investigación científica que hace 10 años sentó las bases de las consultas en la Web 3.0.

 

Un estándar en el método de consulta de información en la Web 3.0, llamado SPARQL y que es hoy utilizado por diversas aplicaciones y empresas tecnológicas como Google, Facebook y Microsoft, fue la contribución que establecieron los investigadores chilenos del Núcleo Milenio de la Web Semántica en el año 2006.

 

Jorge Pérez, Claudio Gutiérrez, académicos del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Chile, y Marcelo Arenas, académico de la Universidad Católica, fueron reconocidos por la vigencia e impacto de su artículo titulado “Semantics and Complexity of SPARQL”, publicado diez años atrás, y que sentó las bases  del estándar de consulta de datos e información en la Web Semántica. El reconocimiento lo entregó la Semantic Web Science Association, la entidad científica más importante en el área de la Web Semántica.

 

El anuncio de este premio se realizó el 19 de octubre en la International Semantic Web Conference en la ciudad de Kobe, Japón. Con anterioridad este premio lo habían obtenido investigadores de universidades de renombre mundial como Stanford, Oxford y Carnegie Mellon, y de empresas como Google y Yahoo!. Esta es la primera vez que el premio se entrega a un grupo de Latino América.

 

La “Web Semántica”, también conocida como Web 3.0, es una nueva versión de la Web en la que la información tiene un significado claro y la hace entendible y procesable no sólo por personas sino también por máquinas de manera automática.

 

“Hace diez años, la forma en que se consultaba la información en la Web Semántica no estaba estandarizada. Existía mucha información, pero no había un acuerdo en cómo acceder a ella de manera automática para obtener valor de estos datos y por consecuencia información o conocimiento”, señala Jorge Pérez, investigador del Núcleo de Investigación de la Web Semántica y uno de los galardonados.

 

Y agrega: “Lo que hicimos en 2006 fue formalizar un estándar que en varios aspectos contrariaba una propuesta que ya había hecho el  World Wide Web Consortium (W3C) entidad alojada en el MIT y que contaba con investigadores y profesionales de diversas universidades y empresas tecnológicas. Nuestra propuesta fue finalmente tomada en cuenta y el W3C lo adoptó en el estándar publicado en 2008, convirtiéndose así nuestra investigación en una herramienta para todos los científicos de la computación, y también de otras áreas como biología y medicina, que trabajan con datos semánticos de la Web”.

 

La Web de Futuro

Los científicos chilenos premiados en Japón han sido agentes determinantes en el modelamiento de la Web como la conocemos hoy. Entonces cabe preguntarles: ¿Cómo será la Web del Futuro?

 

Claudio Gutiérrez, investigador del Núcleo Milenio de la Web Semántica y Académico del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Chile explica que la Web del Futuro será cada vez más "virtual" e indistinguible de los elementos de la vida diaria.

 

“La Web comenzó como un "objeto" distinguible al que se "accedía", se entraba y se salía. Cada vez más la Web no "se ve", es "transparente" al usuario. Un día llegaremos al momento en que no nos daremos cuenta que está ahí”, afirma.

 

Y agrega que uno de sus peligros de esta Web es que es que pudiera ser cada vez menos democratica: “Se está convirtiendo de a poco en propiedad de unos pocos poderosos. Igual que las líneas aéreas, los grandes latifundios, la propiedad de las mineras, pero más peligroso: se están apropiando de la información, los datos y las relaciones sociales de los ciudadanos. En resumen, el peligro, como muchos otros bienes sociales hoy, es que pueda ser apropiada por unos pocos, y luego, usada según esos intereses por grandes corporaciones poseedoras de la información de todas las personas y organizaciones”.

--

Comunicaciones CIWS