Éric Tanter, Nuevo Director del DCC: “El rol de la Dirección es apoyar y facilitar iniciativas de las personas involucradas en el Departamento”.

Image preview

Tanter ejercerá como Director por los próximos dos años. ¡Le deseamos éxito en su nuevo rol!


Compartir

Desde julio de 2016 asumirá el cargo de Director del DCC, rol a través del cual espera apoyar y facilitar las iniciativas de académicos, estudiantes y funcionarios con el objetivo de que el DCC siga alcanzando el máximo de su potencial.

 

Éric Tanter, Profesor Titular de la Universidad de Chile y académico jornada completa del DCC, llegó hace 16 años a Chile.

 

Sus primeros pasos como investigador los realizó como tesista de magíster en el área de Lenguajes de Programación e Ingeniería de Software, luego como estudiante de Doctorado en Ciencias mención Computación de la Université de Nantes, Francia, en cotutela con la Universidad de Chile (2004) y finalmente como postdoctorante del DCC.  

 

Su carrera académica en el Departamento, iniciada en el 2006 ha sido valorada, no sólo por la calidad de su investigación, sino también por su vocación pedagógica, así lo demuestra el premio al mejor profesor del Departamento que recibió en 2011.

 

Asimismo, ha sido destacado por instituciones externas. Un ejemplo de esto es su nombramiento como Editor Asociado de la revista IEEE Transactions on Software Engineering (TSE) desde 2014, y el Google Faculty Research Award, que obtuvo el año pasado.  

 

Además de publicar regularmente en conferencias y revistas de primer nivel y participar en comités de programas, desde julio de 2016, el académico asumirá un nuevo desafío: Será el nuevo Director del DCC.

 

A través de este rol, espera apoyar y facilitar las iniciativas de académicos, estudiantes y funcionarios con el objetivo de que el DCC siga alcanzando el máximo de su potencial.

 

¿Qué le atrae de dirigir el Departamento?

 

La administración académica y la política universitaria es importante y crucial para que todos podamos realizar nuestra labor en buenas condiciones. Hace 16 años que estoy en Chile, 16 años que estoy en el DCC, disfrutando precisamente de este entorno idóneo para desempeñarme profesionalmente.

 

Es natural entonces devolverle la mano al Departamento, participando en coordinaciones y otros servicios. Luego de 4 años a cargo del postgrado, y miembro del Consejo de Departamento, estoy en condiciones de asumir el cargo de Director. Es un desafío muy grande dado la variedad de temas y problemáticas con las cuales hay que lidiar. Esto es algo que lo hace atractivo en cierto sentido, tratando de ver cómo puedo aportar desde mis saberes y a pequeña escala, en el desarrollo de una universidad que tiene un rol esencial en Chile.

 

¿Cuáles serán las líneas generales de su período?

 

El Director anterior, Sergio Ochoa, ha hecho un gran trabajo de mejora organizacional en el DCC. Mi objetivo general será seguir en esta línea, para que el DCC pueda seguir creciendo en buenas condiciones. Es importante simplificar y optimizar los flujos de información y procesos internos, así como realizar un buen seguimiento de las distintas sub-áreas del DCC. Para esto, hay que continuar con el desarrollo de sistemas de información que apoyen tanto a la Dirección como a los coordinadores de áreas. La ayuda de Daniel Perovich, quien estuvo apoyando a Sergio Ochoa en este proceso, a nivel tanto organizacional como tecnológico, será primordial.

 

Cada área del Departamento tiene sus propios desafíos: nueva malla de ingeniería civil en computación, armonización curricular con postgrado, acreditación del Doctorado, auto-evaluación continua, crecimiento de los programas de educación continua, entre muchos otros.

 

El rol de la Dirección es apoyar y facilitar iniciativas de las personas involucradas en ellas. La Dirección anterior impulsó un análisis estratégico por área, en cooperación con los coordinadores respectivos, que pretendo seguir desarrollando.

 

¿Cuál es su diagnóstico del desarrollo de la Ingeniería Civil en Computación en Chile y en el mundo en estos momentos?

 

La enseñanza de la programación y del pensamiento computacional en general tiende a hacerse cada vez más tempranamente. En muchos países, ya es materia obligatoria en la enseñanza básica. No sé cuánto tiempo se demorará esto en Chile. Ya hay una participación fuerte del DCC en colegios, a través en particular de Jorge Pérez y varios estudiantes motivados del DCC.

 

Esta tendencia trae un desafío muy interesante para la Ingeniería en Ciencias de la Computación (ICC) tanto en Chile como en el mundo: ser ingeniero en computación no es solamente saber algo de programación básica y “hackear” hasta que un programa funcione. Inevitablemente, surgirán carreras técnicas en computación, de duración corta.

 

La ICC tendrá que diferenciarse de manera clara. La formación universitaria de la computación tiene que enfocarse en las exigencias de una disciplina que es central en muchos aspectos de la sociedad. Por ejemplo, ser capaces de producir software de calidad, seguro y confiable, es crucial y requiere de bases fuertes tanto metodológicas como técnico-científicas. Es de esperar además que los alumnos que ingresarán a la ICC en el mediano plazo vendrán con un bagaje computacional mucho mayor lo cual debería permitir centrar la carrera en aspectos avanzados de ingeniería, ciencia, comunicación, e integración multi-disciplinaria.

 

¿Cuál es el rol que tienen los estudiantes en el desarrollo del Departamento?

 

Los estudiantes son la fuerza viva del Departamento, cuya primera misión, al igual que la Universidad, es la educación. Son quienes asumen un papel crucial con su sentido crítico respecto de la calidad de la educación que reciben. Siempre me ha impresionado el nivel de compromiso de muchos alumnos con el porvenir del DCC, a todos sus niveles, por ejemplo, en la revisión de la malla de la ICC y los procesos de acreditación. El Centro de Alumnos juega un rol clave en articular la comunicación y colaboración entre los académicos, los funcionarios y los alumnos. Las actividades de socialización que organiza son esenciales para generar el sentido de comunidad que sobresale de su quehacer. Finalmente, tanto nuestros alumnos de pregrado como los de postgrado contribuyen de manera indispensable a la investigación que llevamos a cabo en el Departamento. ¡Y es notable lo bien que lo hacen, como lo demuestran los numerosos premios que reciben en eventos internacionales!

 

Tanter ejercerá como Director por los próximos dos años sucediendo al profesor Sergio Ochoa. La elección de Director se llevó a cabo en el marco de las elecciones generales de Decano y Directores de Departamento de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM). ¡Le deseamos  éxito en su nuevo rol!